El sexo como manera de innovación en nuestra vida

El sexo como manera de innovación en nuestra vida

El sexo es una tarea propicia para todas aquellas personas a las que nos gusta innovar. Todo lo que hacemos en esta vida, si lo realizamos de una manera repetitiva, nos termina cansando. Incluso las cosas que más nos gustan. Es imprescindible que tengamos la capacidad de detectar cuándo algo no nos gusta y tener las agallas suficientes como para transformarlo en algo que, de verdad, nos llame la atención y nos ilusione. El sexo es una de las cuestiones en las que esto que venimos comentando es más importante.
Las bolsas de plástico como medio de concienciación medioambiental

Las bolsas de plástico como medio de concienciación medioambiental

Las bolsas con el típico mensaje de “Reutilízame” son ya tan habituales que nadie se para a analizar de manera crítica el trasfondo de ese mensaje. Es conveniente que las empresas que tratan de velar por un consumo responsable de este tipo de productos revisen sus estrategias para llamar la atención de la ciudadanía. Uno de los ejemplos que hasta ahora hemos pasado por alto durante los últimos años y que nadie ha hecho es el de apostar por las cifras. Decirle a la gente que al año se consumen entre 500.000 y un billón de bolsas de plástico cada año es una buena manera de que tomen conciencia, de una vez por todas, del perjuicio que puede generar para la sociedad un uso desmedido de estos elementos. Hemos contactado con varios fabricantes entre los cuales se encuentra Plásticos Alhambra, quienes nos han explicado qué ideas no son todavía habituales.
Ha llegado el ‘boom’ de los hombres a los que les apasiona la moda femenina

Ha llegado el ‘boom’ de los hombres a los que les apasiona la moda femenina

Afortunadamente, la sociedad se ha abierto a las nuevas tendencias en los últimos años y décadas. Ya apenas existe esa tendencia que existía antaño de ocultar lo que uno o una realmente era por el hecho de controlar ese “qué dirán” que tan propio ha sido de un país como España. Es el momento idóneo para decir, libres y liberados de la gran roca de los complejos, lo que realmente somos o lo que queremos llegar a ser. Y quien no lo entienda, que salga de nuestra vida. Así de sencillo.