Ayudando a otras mujeres a ser mamás

Ayudando a otras mujeres a ser mamás

Cerca de 80.000 parejas españolas, es decir, un 17% de la población, tienen dificultades para concebir un hij@. De hecho, cada año se producen, en este país, 50.000 tratamientos de fecundación “in vitro” y unas 30.000 inseminaciones artificiales, la mayor parte de ellas, en centros privados. Esto significa que el 3% de las mujeres que quedan embarazadas en la actualidad, lo han conseguido gracias a la reproducción asistida.

¿Cuáles son las causas de este reciente descenso de la fertilidad?

Pues bien, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), intervienen diferentes factores, como el aumento de la edad de las mujeres para quedarse embarazadas, el estrés, la contaminación, la vida sedentaria, la mala alimentación o el consumo de tabaco y alcohol. Pero la infertilidad también puede ser genética, como en los casos que se da un defecto de la proteína DEFB126.

Hoy, las mujeres esperan hasta los 35 o 40 años para quedarse embarazadas, y a esa edad, los ovarios, empiezan a trabajar peor, y se reducen las posibilidades de concebir.  Muchas de estas mujeres que han decido retrasar su edad para ser madres, se encuentran, llegado el momento, con que tienen serias dificultades. No consiguen quedarse embarazadas, y llevaban tanto tiempo queriendo tener un hij@. ¿Y por qué no la han hecho antes? Casi siempre por motivos laborales o económicos, y cuando consiguen la estabilidad suficiente para tener una familia, ya es demasiado tarde.

El deseo de concebir, de tener un hij@ propio, les lleva a los centros de reproducción asistida, donde, por unos 5000 euros, dependiendo de la clínica, pueden ayudarlas, a dar a luz al bebé que tanto ansían, a partir de los óvulos de una mujer, que ha decidido donarlos voluntariamente, para  ayudar a otras mujeres, que no pueden tener hijos, o que no quieren tenerlos con un hombre.

El proceso de donación de óvulos es totalmente seguro y no entraña ningún riesgo para la salud. Nos dicen en IVI Dona, un grupo de 24 clínicas de donación de óvulos, a las que acuden tantas y tantas parejas de todo el país en busca de esperanza. Y es que solo entre mujeres se puede solucionar un problema como este. Esta clínica, cuanta con un equipo médico altamente cualificado acompañando a las mujeres en todo el proceso, resolviendo todas sus dudas y ofreciéndoles una seguridad absoluta. Más de 22.000 donantes han confiado en IVI, desde hace más de 30 años.

La polémica compensación económica

Contrariamente a lo que alguna gente cree, la compensación económica no es un pago a cambio de los óvulos donados. No se trata de comprar óvulos, ni tampoco de venderlos, si bien es cierto, que hubo un tiempo, en que algunas adolescentes, decidían donar sus óvulos, por este motivo, e incluso en repetidas ocasiones.

Pero de ninguna manera, las clínicas de donación de óvulos nacieron con este objetivo. La donación de óvulos no es un negocio. Es más, la compensación económica, se aporta, conforme a la ley, que determina, que la mujer donante, recibirá una cantidad de dinero por los gastos derivados de las dietas y los desplazamientos, durante el tiempo que dura el tratamiento.

¿Es peligroso donar óvulos?

En cuanto a los riesgos, decir que apenas existen. Tras una entrevista previa, la donante será evaluada por l@s médic@s, para que estos puedan determinar su estado de salud y su aptitud para donar óvulos. Si la mujer así lo consiente, se le hará una revisión médica. Si la pasa con éxito, ya está preparada para donar. Entonces, se le practicará la estimulación, que puede durar hasta unos 12 días. Durante este tiempo, los ovarios, se van preparando para el día de la punción.

El momento de la punción, puede ser un poco molesto, pero nunca doloroso, y totalmente seguro, y en unos 20 minutos, habrá acabado todo, y la mujer puede volver a sus rutinas diarias.

La donación de óvulos es completamente anónima, y puede hacerla cualquier mujer, que se encuentre en una edad comprendida entre los 18 y los 35 años, que goce de buena salud física y mental.

Y tú, ¿también has esperado demasiado y ahora no puedes quedarte embarazada? Tranquila, que no todo está perdido, y como ves, siempre hay una solución.

Deja un comentario