Cómo elegir un psicologo o terapeuta Gestalt

Cómo elegir un psicologo o terapeuta Gestalt

En este artículo queremos compartir una serie de factores importantes a la hora de saber cómo se puede elegir a un psicólogo o especialista en terapeuta Gestalt. Actualmente, vivimos un tiempo en el que existen muchas ofertas de terapias, esto hace que nos preguntemos ¿Cómo se debe elegir a un psicólogo? ¿Cómo se elige a una terapeuta Gestalt?

¿Cómo podemos elegir a un psicólogo o terapeuta Gestalt?

Toda esta oferta que hay hace que las técnicas a nivel terapeútico que promete sanar o incluso algo tan importante como es la felicidad, lo que demanda una ética personal de los profesionales, reflexión de la clientela y puede que sea la existencia de un profesional nuevo, al que se le puede denominar derivador, el cual nos dice la técnica que es más conveniente a la demanda o dificultad, y qué clase de especialista de otra clase de disciplinas se pueden elegir.

Vamos a conocer tres sugerencias de cara a poder elegir

Hay tres clases de preguntas fundamentales que, como sugerencias, puede llegar a ser de utilidad cuando hay que decidir en qué clase de profesional deposita la confianza, el tiempo, dinero y el esfuerzo.

Son unas cualidades que pueden llegar a aplicarse a los psicólogos, terpaeutas Gestalt u otra clase de terapeuta. El psicólogo hace un trabajo con la fragilidad del ser humano, es fundamental valorarlas.

Los factores para la elección son los siguientes:

Demanda

Al igual que se tiene claro que si tenemos dolores en las piernas hay que ir a un traumatólogo, también depende de nuestra demanda el que las técnicas terapéuticas tengan mayor o menor eficacia.

Si se quiere aprender a la gestión de las emociones, es buena idea buscar un terapeuta o en el caso de que se tenga agorafobia es preciso dirigirse a un terapeuta de tipo estratégico. De la misma forma, no es igual estar atendiendo a una situación de crisis que la búsqueda de algunas actitudes de carácter personales.

Proceso personal

Otro de los principales procesos a nivel personal es la elección de que la persona tenga voluntad e implicación en un proceso de aprendizaje que va a implicar una serie de tiempo y continuidad en las sesiones que va a facilitar la entrada en un proceso de auto-conocimiento y la revisión a nivel personal.

La persona

Quizá sea el factor de mayor importancia y que llega a facilitar o complicar los dos anteriores, la clase de persona que tengamos enfrente. El confort o la confianza que vamos a sentir por quien nos va a atender, y su conexión o desconexión interiormente, es lo que nos ayuda a impide el darnos cuenta y tener más transparencia al compartir.

No solo es la bondad y la eficacia que se puede percibir en ella. Para ello hay que confiar como mínimo en el feeling y esa sabiduría interior.

Creemos que es fundamental que en la relación establecida con el psicólogo o terapeuta Gestalt, no nos vamos a sentir juzgados o interpretados de manera barata. La persona nos tiene que facilitar el sentir lo que se siente y pueden desarrollar el criterio y el autoapoyo nos debe facilitar el sostener lo que se vive y gestionarlo con las necesidades y esperanzas.

¿Para qué vale y cómo se aplica?

Este modelo de psicoterapia está centrado en algo tan importante como es el desarrollo de la persona y en que recupere la capacidad de poder vivir en el presente, la responsabilidad o la espontaneidad.

Se concibe a las personas como a una entidad completa que la forma el cuerpo, la mente o el alma, lo que puede hacer que se llegue a un bienestar trabajando en la integridad y el equilibrio de las partes.

Si hablamos del foco de la terapia está centrado en unos procesos que en los contenidos, lo que le da una gran importancia a lo que ocurre ahora y no al pasado. Los psicólogos o psicóloga lleva a la persona a que se de cuenta de cómo puede impactar o la impacta en entorno, de tal forma que puede tener consciencia de su forma de hacer las cosas y ayudiendo a que se vea otra forma útil de hacerlas.

Por todo esto, esta clase de terapia humanista está basada en dos tipos de trabajo:

Aumento de la consciencia de uno mismo para que se le haga responsable y dueño de lo que piensa, hacen y conductas.

Cerrar algunas situaciones del pasado y que actualmente todavía repercuten de forma importante en el bienestar.

Es importante darse cuenta que el objetivo es que se permita que la persona se puede ir conociendo más y se recupere la creatividad perdida, lo que le devuelve la capacidad de la elección de cómo queremos afrontar la vida.

¿Cuáles son los problemas existentes en la terapia Gestalt?

Esta terapia posibilita conocer los patrones relacionales, pensamientos y comportamientos que pueden bloquear la conciencia existente y que nos lleva a situaciones de gran infelicidad. Por todo ello se usa para lidiar con problemáticas como la depresión, ansiedad, etc. De igual forma para los efectos a nivel físico que nos generan, tales como el trastorno del sueño o digestivo.

¿De qué forma se puede aplicar?

Los psicólogos o las psicólogas hacen un seguimiento del paciente para así poder servir de ayuda para que pueden autodescubrirse y crecer a nivel personal de tal forma que pueda encontrar un camino dentro de él mismo y su relación con el entorno. La transformación tiene 4 fases bien diferenciadas que conviene conocer:

Aceptación

Hay que tomar conciencia de lo que se ve en el presente, aceptándose. Todo esto significa que la totalidad de sentimientos terminan produciendo malestar y se manifiesta de forma psicosomática.

Responsabilidad

En cuanto la persona acepta los sentimientos, pasa a hacerse responsable de los mismos. Tanto de lo que se está sintiendo y viviendo, sin que echemos la culpa a las personas. Cuando se obtiene esto, la persona puede llegar a cambiar y tomar las riendas de la vida, de tal forma que potencie los recursos que tiene para poder afrontar las dificultades y las situaciones.

Diálogo

La terapia Gestalt o los terapeutas acompañen en el camino a los pacientes, siendo una experiencia en la que se puede co-crear un campo de relaciones y emociones.

Acción

Las personas lo que hacen es desarrollar e interiorizar, técnicas para la gestión de distintas situaciones que terminan creando gran malestar.

En la terapia el objetivo más importante no son los problemas, pasan a ser los traumas que terminan marcando a las personas en el pasado, tratando los diferentes problemas y dificultades que tienen actualmente.

De esta manera, permite poder identificar la responsabilidad en ellos, de tal forma que asumen los sentimientos que generan y se pone en práctica con las ayudas de los terapeutas, así como las habilidades necesarias para poder superar las situaciones.

¿Para quién está indica?

Como es una terapia en el marco del crecimiento personal, se indica para cualquier clase de persona con independencia de la edad que tenga. Solo se necesita que pueda ser capaz de ir describiendo lo que siente y necesita, puesto que tanto él como la profesional va a adaptar las sesiones dependiendo de que sea un niño, adolescente o adulto.

¿Quiénes lo imparten?

Para que se produzcan las sesiones de terapia Gestalt se precisa una especialización por parte de los terapeutas que permitan que se puedan ir manejando la manera correcta de las técnicas utilizadas.

A la hora de ayudar a los profesionales que trabajan en el campo de la psicología que adquieran esta competencia es importante que se confíe en los profesionales, tal y como nos comentan los expertos de psicologosgestaltpsi.com/es.

Después de todo lo que hemos comentado, seguro que tienes ya más claro en qué consiste realmente la terapia Gestalt y unos útiles consejos para poder elegir al psicólogo que permite una mayor facilidad a la hora de poder encontrar a los profesionales.

Si te ha parecido de gran utilidad, puedes compartir el contenido que has leído con tus amistades o familiares. Seguro que entre ellos hay casos en los que esta terapia puede ayudarles a lidiar o superar sus problemas, lo que siempre es beneficioso.

Lo cierto es que vivimos unos tiempos en los que tener una buena salud mental y espiritual parece más complicado que nunca, por lo que este tipo de ayuda no solo influyen en que nos podamos sentir mejor, también los que nos rodean, que a veces, son los que sufren casi incluso más los efectos de no estar la persona en su mejor momento.

Así que ya sabes, desde aquí solo desearos que os haya gustado el artículo y que pongáis, en la medida de lo posible, en práctica todo lo que os funcione para que con la ayuda de un psicólogo podáis ir resolviendo o paliando las situaciones en las que os podáis encontrar vosotros o aquellos a quienes queráis.

La solución a los problemas puede estar más cerca de lo que pensáis, pero también debemos poner un poco de nosotros mismos y acudir a los profesionales.

Deja una respuesta