Conoce todo sobre los invernaderos

Conoce todo sobre los invernaderos

Ponte en situación. Vas al mercado en pleno invierno y te encuentras fresas y tomates. O al revés, vas en verano y te encuentras frutas que son típicas de invierno. La calidad no ha bajado. ¿Cómo es posible? Pueden venir de otros países, pues no. Es tan fácil como se han cultivado en invernaderos. Y es que la creación de estos artilugios supuso una revolución en el sector de la agricultura  y del consumo. Ahora es fácil ir al supermercado y encontrártelo, pero hace años se convirtió en un fenómeno. Por eso, queremos hacer un repaso para saber muchas más cosas sobre este invento.

Así funciona

El invernadero funciona al aprovechar el efecto producido por la radiación solar que, al atravesar un vidrio o un plástico traslúcido, calienta el ambiente y los objetos que hay dentro.  A su vez estos radios emiten radiación infrarroja, con una longitud de onda mayor que la solar, por lo cual no pueden atravesar los vidrios a su regreso, y quedan atrapados y producen el calentamiento del ambiente. Las emisiones del Sol hacia la Tierra son de onda corta, mientras que de la Tierra al exterior son de onda larga. La radiación visible puede traspasar el vidrio, mientras que una parte de la infrarroja no lo puede hacer.

El cristal o plástico trabajan como medio selectivo de la transmisión para diversas frecuencias espectrales, y su efecto consiste en atrapar energía en el invernadero, que calienta el ambiente interior. También sirve para evitar la pérdida de calor por convección. Esto puede demostrarse abriendo una ventana pequeña cerca de la azotea de un invernadero: la temperatura cae considerablemente. Este principio es la base del sistema de enfriamiento automático (autoventilación).

Historia

Esto no es un invento de ahora, los primeros invernaderos de horticultura se construyeron alrededor de 1850, para el cultivo de uvas en los Países Bajos. Se descubrió que el cultivo en invernaderos con calefacción y con el más alto nivel de cristal incrementaba el rendimiento. Las plantas crecían más rápidamente cuando se les daba más luz y cuando el entorno cálido era constante. Esto significa que, si no hubiera invernaderos, en los Países Bajos no se podrían explotar plantaciones que únicamente se cultivaban originalmente en países cálidos.

¿Y en España? ¿Cuándo fue? Pues  se desarrolló, a finales de la década de los 70. Y como no fue en las provincias de Almería y Murcia, que ahora mismo son las más prolíferas. Se notó un impacto mayor en la costa almeriense, donde casi toda su superficie de costa está cubierta por el llamado «mar de plástico». De hecho, así es como se les denomina a esa zona. Así, es una de las pocas construcciones visibles desde el espacio, por las dimensiones del área que ocupa.

Por poner un ejemplo, invernaderos se puede encontrar en el Campo de Dalías y en el Campo de Níjar, ambos en los municipios almerienses de El Ejido y Níjar. Este tipo de cultivo bajo plástico se basó casi al 100 por ciento en invernaderos tipo «parral», también conocidos, en sus diferentes variantes, como malla sombra, casa sombra o invernadero canario, entre otros términos.

Su construcción

Para saber un poco más nos ponemos en contacto con Montajes de Invernaderos para que nos cuenten los detalles sobre su construcción. Ellos ponen en marcha los invernaderos típicos de Almería y que resultan de una transformación de los invernaderos planos o tipo parral con el objetivo de poder evacuar el agua de lluvia, debido principalmente a que en los invernaderos planos, al llover, se forman grandes bolsas de agua que perjudican y comprometen seriamente la estructura.

También son fabricantes de invernaderos multitúnel un invernadero de tipo industrial que se caracteriza por tener una estructura totalmente metálica y una cubierta curva que puede ser semicircular u ojival. Además usan mallas y plásticos específicos para construcción. Disponen de variedad de plásticos, para la construcción, plásticos de invernaderos, vinilos, cintas adhesivas y accesorios para instalación de cerramientos y plásticos. Pueden adquirirse tanto al corte como en rollos.

Hay que tener en cuenta también las ventanas, ya que “son totalmente necesarias para cualquier estructura, antigua o moderna”. Para afirmar la importancia de la ventilación de nuestro invernadero podemos decir que nuestra estructura necesitará ventanas de forma cenital en todas las raspas o arcos de mínimo un metro de anchura. Además será también necesario una ventilación en los laterales de al menos dos metros de altura en todo el perímetro, para, de esta forma conseguir 40 veces por hora una renovación interior del aire.

Ya conoces un poco más sobre el mundo de los invernaderos, que como has podido comprobar tiene su aquel. Seguro que cuando comas frutas de invernadero lo valoras mucho más.

Deja una respuesta