Qué debe y qué no debe comer tu caballo de establo

Qué debe y qué no debe comer tu caballo de establo

Si vamos a tener animales en casa o vamos a tener un establo de crianza, debemos tener conciencia y respeto hacia la vida de nuestros nuevos familiares peludos y cuidarlos de la forma que lo merecen, siendo uno  de los aspectos más importantes de su cuidado, el seguimiento de una dieta balanceada.

Así, es muy importante saber que alimentos pueden o no pueden consumir, y otros datos importantes para su alimentación adecuada. En el caso de los caballos de establo, ya sea para competiciones, carreras o cría, hemos consultado con los expertos en materia de Caballos Mendoza, para que nos contaran todo lo que hay que saber. Sigue leyendo.

Deben comer muchos carbohidratos

Los principales alimentos que debemos incluir en la dieta de los caballos son el heno, alfalfa, paja o pasto, carbohidratos esenciales para el buen desarrollo de su organismo.

Lo recomendable es que consuman entre 6 y 9 kg diarios de estos, o el equivalente al 1 o 2 % de su peso corporal en heno. Además de que es muy importante asegurarnos de que el heno siempre sea abundante y no esté lleno de moho ni de polvo.

Deben complementar su alimentación con granos

Por supuesto, una buena alimentación también debe ser variada. En el caso de los caballos, no solo puede tratarse de heno, sino que también debemos variar incluyendo un poco de granos como los que podemos encontrar en alimentos como el maíz, la avena y la cebada; los cuales, si el clima de tu ciudad es cálido, debes dárselos en las horas más frescas del día.

Debe hidratarse con agua limpia

Además de la comida, el agua también es vital para la salud, de los caballos y de cualquier ser vivo. Por eso, debes asegurarte de colocar entre 18 y 56 litros de agua limpia y fresca diarios, a la que pueda tener completo y fácil acceso.

Complementa su alimentación con pienso

Si es verdad que los carbohidratos y los granos serán los encargados de aportar la cantidad de nutrientes que los caballos necesitan para estar sanos y fuertes, estos también necesitan de nutrientes como las proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Por eso, es una buena idea complementar su dieta diaria con un poco de pienso enriquecido  para cubrir los vacíos nutricionales.

Ajusta su dieta según sus actividades diarias

Aunque si es verdad que los lineamientos que hemos dado aplican para todos los caballos, se deben hacer ajustes en las cantidades según las características de cada semental (peso, tamaño, raza, etc.) y dependiendo de la actividad que suela realizar. Por ejemplo, algunas actividades requieren más energías que otras, por lo que habrá que aumentar la cantidad de carbohidratos para las que necesiten de más rendimiento.

Aliméntalo una hora antes o después de montar

Al igual que los humanos, los caballos deben hacer un proceso de digestión después de comer. Para respetar este momento, deberás alimentarlo una hora antes o después de realizar alguna actividad, de forma que puedan digerir sus alimentos con tranquilidad.

La digestión debe comenzar con un alimento suave

Para ayudar a este proceso de digestión, se recomienda comenzar por darles en la mañana un alimento suave como el pasto, ya que es muy natural. Después de esto es que podrás suministrar el concentrado y los otros alimentos.

Si vas a cambiar su alimento, debes hacerlo gradualmente

Muchas veces debemos cambiar de marca de alimento para nuestro caballo, ya sea por uno que logrará mejores beneficios a su desarrollo o bienestar, o porque el que tiene no le está sentando bien. En estos casos, lo que se recomienda es hacer un cambio lento y progresivo.

La mejor manera de hacerlo es sustituyendo primero el 25 % del alimento antiguo por el nuevo. Dos días después, pasar al 50 %, y un par de días más tarde, reemplazar el 75 %. Así hasta que en menos de una semana ya se haya logrado el 100 % del cambio.

Dale raciones pequeñas

No olvides que los caballos, a pesar de ser animales grades, tienen estómagos muy pequeños. Por esto, debes darles raciones pequeñas que puedan digerir sin problemas, pero varias veces al día para que siempre estén reponiendo la energía que gastan durante su faena.

Alimenta a los potros con suplementos especiales

Si tienes un potro, debes saber que hay que alimentarlo con suplementos especiales. Esto porque necesitan de la leche en un principio, para luego ir incluyendo de forma gradual otros alimentos equilibrados.

 

 

Deja una respuesta