Decoración para el hogar con hormigón: Hazlo tú mismo

Decoración para el hogar con hormigón: Hazlo tú mismo

Decorar nuestra propia casa es una forma de probar nuestra creatividad, ahorrar y reusar materiales de forma que ayudemos a nuestro medio ambiente. Una forma creativa y divertida de ser conscientes. En cuanto a las aplicaciones del hormigón, son muchos los trabajos que se pueden hacer: macetas, sillas, lámparas, relojes, etc. Además cada día están más de moda y se pueden personalizar con pintura.

El hormigón como material de construcción

Por si no sabes de que se trata, el hormigón es un material de construcción formado por una mezcla de cemento, arena, agua y grava o piedra machacada, y puede llevar algún tipo de aditivo para mejorar sus características dependiendo del uso que se le vaya a dar a la mezcla.

Su fiabilidad como material y sus bajos costos de construcción convierten al hormigón en la base de los procesos constructivos de grandes proyectos de infraestructuras como carreteras, puertos y aeropuertos, y en la de innumerables edificios públicos en cualquier lugar.

Sin embargo, este no solo es un material utilizado actualmente en gran cantidad de estructuras de edificios de obra civil, sino que también, gracias a el, se han logrado salvar grandes luces en puentes y levantar decenas de pisos en  edificios. Esto debido a su alta resistencia, sobre todo si lo vamos a usar para crear objetos decorativos.

El hormigón como elemento decorativo

El hormigón es un material que asociamos directamente a objetos fríos de gran durabilidad y dureza. De hecho, estamos  acostumbrados a ver grandes estructuras con hormigón armado visto, y en nuestras ciudades, solemos disfrutar de mobiliario urbano realizado a partir de cemento: bancos, farolas, papeleras, bordillos, jardineras, etc…

Entonces, la solución para los arquitectos y diseñadores de interiores para aprovecharse de las funciones del hormigón, pero sin sus inconvenientes estéticos, consiste en utilizar nuevas estrategias que resultan innovadoras y que pasan por emplear otros materiales que copian el aspecto del hormigón sin serlo.

O lo que es lo mismo, texturas, como por ejemplo en suelos de apariencia de  hormigón en techos y paredes. La idea es que sean unos materiales que van aún más lejos cuando permiten crear imperfecciones realistas, geometrías muy creativas y grabados artísticos con una carga emocional imposible de reproducir por el hormigón corriente y con sus fórmulas de aplicación habituales.

Se trata de un tipo de estética con el cemento como referencia fácil de aplicar, disponible para cualquier proyecto, que ofrece una gran flexibilidad y que rompe con esa frialdad que el público atribuye al hormigón en espacios interiores.

¿Cómo hacer hormigón en casa?

Hacer tu propio hormigón no tiene más dificultad que hacer una masa de cemento, ya que solo tendremos que añadir un ingrediente más: la grava. Sin embargo, en este proceso si tenemos que tener en cuenta las proporciones.

Si en la masa utilizábamos una medida de agua por cada una de cemento y tres de arena, en esta ocasión tenemos que tener en cuenta que la grava no va a absorber nada de agua y por lo tanto mantendremos las proporciones de la masa.  Eso sí, tanto si la hacemos a mano como en una pequeña hormigonera, echaremos el agua en pequeñas proporciones para no pasarnos.

Resumiendoen nuestro cubo tendremos:

  • 1 pala de cemento
  • 3 palas de arena para construcción
  • 5 palas de grava (podremos añadir más dependiendo del uso que le demos al hormigón).
  • Luego, remover la mezcla para que los materiales se mezclen.
  • Añadir 3 medidas de agua, poco a poco.
  • Mezclar bien.

Recuerda, una vez terminada la tarea, limpiar bien la cubeta y la paleta utilizada antes de que se seque el material, de forma que que no fragüe en las herramientas y luego sea más difícil limpiarlas.

Ideas para hacer objetos de hormigón o cemento

Una manera de emplear el hormigón en el interiorismo para que no sea muy cargante, es emplearlo con un estilo ecléctico empleándolo en zonas muy concretas de la vivienda. Por ejemplo, se puede usar en el techo o en un par de paredes, en un volumen suelto para resaltarlo o en los pilares. Todo esto en combinación con muebles  lacados y de formas rectas, alguna lámpara de diseño de formas orgánicas, paredes con pintura lisa blanca, maderas o laminados claros con pocos o ningún nudo y en general terminaciones con buenos acabados. De esta forma lograremos que predomine el estilo contemporáneo, pero con el toque de fuerza que da el hormigón.

Por otro lado, si lo que queremos es emplear el hormigón de forma más vistosa dentro de la decoración de la casa, habrá que ser más generosos con su uso y dejarlo visto en la mayor parte de la vivienda. El suelo, las paredes y los techos deberán tener este acabado, y para apaciguar un poco la potencia del material, lo mejor es acompañarlo de pequeños toques modernos, como por ejemplo mesas de cristal o madera, sillas transparentes de metacrilato, carpinterías de ventanas y puertas en color negro o incluso textiles tipo terciopelo.

Nuestros amigos de Ebrocorte, expertos en la perforación y corte de hormigón nos dan algunas ideas de como se puede incluir este maravilloso material dentro de nuestra decoración de interior:

Soleras

El hormigón es un material idóneo para allanar el suelo de un espacio exterior, como por ejemplo un porche o la zona alrededor de una piscina. A esto se le conoce como solera y su objetivo es conseguir una superficie horizontal sobre la que no se va a construir nada posteriormente.

Aquí, según las necesidades, se puede dejar el hormigón visto o bien colocar un pavimento encima.

Lavabos

Uno de los elementos más comunes en los que se utiliza el cemento hoy en día son los lavabos. Una vez el cemento ha fraguado, se convierte en un material muy resistente al agua; y aunque eso no quiere decir que sea impermeable, si se trata correctamente la superficie y se tapan los poros, se convierte en un material ideal para moldear cualquier forma para nuestro lavabo. Así mismo, son muchos los diseñadores que lo utilizan para crear originales piezas en la actualidad.

Sillas y taburetes

Otra opción sencilla para hacer trabajos con hormigón o cemento es hacer sillas o taburetes, puedes hacer de cientos de formas y estilos, variedad es lo que sobra.

Además, es muy sencillo, con el hormigón se hace la forma del asiento que queramos y después, antes de que se seque se le colocan las patas.

Otra opción es hacer las patas de hormigón y colocarle un asiento o base de otro material como la madera.

Jarrones para flores

También se pueden diseñar unos sencillos jarrones para adornar nuestra casa con flores. Los puedes personalizar con pintura y se pueden decorar para que encajen a la perfección en la decoración de nuestro hogar.

Mesa de centro

Esta otra opción es perfecta para darle el toque final a nuestro salón. Si haces una mesa de centro de hormigón a la que luego se le añaden unas patas de madera, la combinación de los dos materiales lucirá perfecta.

Relojes de cemento

Otra opción para decorar el hogar con elementos de hormigón o cementos es hacer relojes de diferentes formas y tamaños.

Obras de arte

Y por último, tenemos una aplicación del cemento más artística. En vez de utilizar cerámica o esculpir en piedra o en mármol, también se puede hacer piezas de arte con cemento, a los que le podremos añadir color gracias a los distintos pigmentos que existen para teñirlo.

 

Deja una respuesta