El sexo como manera de innovación en nuestra vida

El sexo como manera de innovación en nuestra vida

El sexo es una tarea propicia para todas aquellas personas a las que nos gusta innovar. Todo lo que hacemos en esta vida, si lo realizamos de una manera repetitiva, nos termina cansando. Incluso las cosas que más nos gustan. Es imprescindible que tengamos la capacidad de detectar cuándo algo no nos gusta y tener las agallas suficientes como para transformarlo en algo que, de verdad, nos llame la atención y nos ilusione. El sexo es una de las cuestiones en las que esto que venimos comentando es más importante.

Y es que, sin que el sexo nos guste, es más complicado hacer una vida de pareja que nos haga felices. El sexo en la pareja es algo elemental y que ha de funcionar bien para que todo marche a la perfección. De lo contrario, tendremos problemas que más tarde o más temprano saldrán a la luz. El sexo es como el termómetro que mide la temperatura y la salud de la relación. Pero presenta una diferencia: su trabajo no es tan rutinario como el de medir una temperatura. Debe haber una innovación porque, de lo contrario, estamos condenados al aburrimiento.

Una noticia a la que hemos tenido acceso gracias al portal web Vozpópuli informaba de la cantidad de veces en las que se hace el amor en España. El resultado es que se hace una vez por semana en el interior de nuestras fronteras, una cifra que suele ser superior en el caso de las parejas estables. Pero hay que tener cuidado: en el caso de las parejas estables es más habitual que terminemos cansándonos. Es lógico. Las dos personas se conocen y saben lo que a la otra le gusta. Pero hay que innovar. Siempre hay que innovar.

Esta es una cuestión en la que venimos operando bien en España. Según una noticia que fue publicada en el portal web El Economista, el sector erótico español es líder, tiene un cierto tirón especialmente entre el público femenino y continúa en plena expansión, algo que pone de manifiesto que la gente sigue intentando innovar y probar siempre cosas nuevas con el objetivo de que no decaiga el deseo sexual en la pareja. Esto es de una importancia que, como decimos, es realmente grande en los tiempos en los que nos encontramos.

El sexo es una de las actividades que mayor espacio deja para la innovación en el ser humano. Y es que el sexo no debe tener conexión alguna con lo que entendemos como rutina. Hemos querido saber si los españoles y las españolas solemos innovar mucho en este aspecto. Para ello, hemos contactado con los profesionales de Comercial Apra, una entidad dedicada a la distribución, al por mayor, de artículos eróticos. Nos han comentado que podemos estar tranquilos, que en este país somos unos maestros y maestras, a juzgar por las ventas de este tipo de artículos, en lo que tiene que ver con la innovación sexual.

Una manera de celebrar la vida

El sexo es una de las máximas expresiones de la libertad humana. No cabe la menor duda de que es una cuestión que a todos y todas nos suele agradar y que es sinónimo de alegría y placer para todos y cada uno de nosotros. Desde luego, muchas personas encuentran a través de este medio la posibilidad de disfrutar de su tiempo libre de la mejor manera posible. Y es que eso es fundamental teniendo en cuenta la importancia que tiene el simple hecho de aprovechar nuestras horas fuera del trabajo.

Dicen que en un país como el nuestro se practica bien una cuestión la es el sexo. Sin embargo, hay muchas personas que manifiestan estar descontentas en este punto. La rutina es la principal causa de este tipo de problemas. Y tiene solución. Por eso merece la pena que tengamos en cuenta que innovar es siempre una opción que debemos valorar. Para ello, tener contacto con personas o con entidades que comercialicen artículos eróticos puede ser una muy buena idea. A veces, es la única para tratar de combatir esa rutina.

No cabe la menor duda de que el sexo seguirá siendo una de las cuestiones que más pasión despierte entre las personas adultas. Desde luego, y como ya os hemos comentado, el sexo es vida y así va a seguir siendo siempre. Porque no hay un ámbito de la vida que nos proporcione la felicidad que no da este tema. Y porque se trata, ni más ni menos, de una manera de escapar de la tediosa rutina. Una rutina que nos mata y nos corroe. Pero una rutina que se puede combatir.

 

Deja un comentario