Conoce más sobre la terapia Gestalt

Conoce más sobre la terapia Gestalt

En la terapia Gestalt es importante hablar de que es vital saber su origen. Sus principales representantes fueron Fritzs Perls, Laura Perls y Paul Goodman, psiquiatra, psicóloga y sociólogo. Hablaremos en este caso de la corriente de Fritz Perls.

Este tipo de terapia lo que persigue es una experiencia en la que el protagonista es el crecimiento personal, responsabilizándose la persona y comprometiéndose en las características importantes de todo ser humano.

La terapia Gestalt y el potencial humano

Esta terapia no quiere solo centrarse en la patología, interviniendo en las potenciales humanas y ayudando a poder solucionar los asuntos que no están cerrados, los que son los culpables de que las personas puedan expresar cómo se sienten. El que no se permita tener acceso a sus recursos o a ser una persona madura que es responsable de sus acciones.

Hay que pensar en que los individuos se pueden hacer cargo de su experiencia, no solo en el plano teórico, la formación se hace en un grupo de personas donde se puede interactuar mediante varios ejercicios, donde los alumnos pueden tener vivencias y ser conscientes de cómo en la interacción a diario con los demás evitan, atraen y provocan todo lo que les ocurre. Piensa que el malestar o la alegría, son parte de una actitud ante la vida.

Experimentar las emociones y aprender de ellas

El acostumbrase a estar evitando algunas emociones que nos provocan las situaciones que vivimos, por educación o las relaciones que hay dentro de nuestra cultura. La integridad del ser humano va a depender de cómo pueda experimentarse algo tan necesario como son las emociones.

Cuando se aprende a dejarles que fluyan, lo que ocurre es que nos liberamos de determinados sufrimientos, que aparecen después de reprimir ciertas emociones como puedan ser el enfado o estar triste. Ser conscientes de ello es lo primero que hay que hacer para tomar la responsabilidad de cómo puede afectarnos lo que queremos evitar.

Así encontraremos ante una solución para todo lo que nos produce malestar, todo ello en un conflicto que realmente probamos nosotros mismos. Al final se puede caer en la culpabilización.

Las emociones que se pueden desarrollar en el momento presente son las que más valor pueden tener, puesto que si las reconocemos y nos damos cuenta de su influencia, vamos a poder actuar más conscientemente las situaciones en las que nos encontremos.

Las formaciones en terapia Gestalt lo que hace es recordarnos que somos un todo que se compone por lo físico, afectivo, social, espiritual y de carácter cognitivo. Es fundamental pensar en todo esto, puesto que al final estamos ante toda una experiencia de vida, en especial conforme a la relación a las interacciones del organismo con el entorno.

Entender esto, asumirlo y aceptarlo es la clave más importante para poder reconocernos y hacernos cargo de la experiencia.

Vamos con los preceptos básicos de la terapia Gestalt

  • Se debe vivir el ahora, preocuparse más por el presente que por lo que ha pasado o puede pasar
  • Vive aquí, lo importante es lo que esté presente, no lo ausente
  • No imagines, experimenta lo que es real
  • Abandona los pensamientos que no sean necesarios: aprovechar para sentir y observar
  • Mejor expresar antes que estar manipulando, explicando, justificando o juzgando
  • Hay que entregarse a lo que nos desagrada y duele tanto como al placer
  • No debes aceptar ningún tendría o debería más que el tuyo
  • Responsabilidad total por lo que hagas, sientas o pienses
  • Acéptate tal y como eres

Ya has podido ver que este tipo de terapia Gestalt, como nos dicen los expertos de terapiapsi.com tiene muchos beneficios y seguirla realmente cambia la forma de encarar la vida para muchas personas.

A veces necesitamos cambiar el chip, pero siempre con terapias que realmente sean beneficiosas, pues todos sabemos que hay algunos tipos de terapias que no son demasiado efectivas o que directamente no son recomendables, por lo que nuestra recomendación es elegir una que nos haga bien y con la que nos encontremos cómodos, además de que, claro está es se adapte a lo que estamos buscando.

Siempre recomendamos documentarse bien, tanto con familiares o amigos como leyendo libros sobre la misma o recurriendo en la red de redes, que siempre es útil para investigar y recabar información sobre la misma.

Desde aquí os animamos a que la probéis y conozcáis, si a mucha gente le ha funcionado, a vosotros también os puede funcionar y merece la pena dar un cambio a mejor, ¿no? Pues que no se diga y ¡a conocer la Terapia Gestalt!

Deja una respuesta